Everton caía en casa por 0-2 ante Crystal Palace, lo dio vuelta en el final y se queda en la Premier, sus hinchas entraron al campo.

En Goodison Park se jugó un partidazo, los locales estaban en la obligación de llevarse los tres puntos para salvarse del descenso. Sabemos que ir a la Championship que es la segunda división en Inglaterra es un infierno para muchos equipos, a veces entran pero no vuelven a salir de ahí.

Conoce de la actualidad deportiva aquí

El Everton de Frank Lampard empezó de la peor manera en casa con toda su hinchada, terminó la primera mitad con 0-2 abajo. Jean-Philippe Mateta y Jordan Ayew se encargaron de marcar los goles del Crystal a los 21´ y 36´ respectivamente para la preocupación local.

Regístrate en Meridianbet y apuesta en los mejores eventos deportivos

Con este resultado se iban en la lucha por el descenso a la última jornada junto a Burnley y Leeds United. En la segunda parte el Everton cambió de mentalidad por completo, lograron la hazaña y remontaron por 3-2 a sus rivales. Michael Keane puso el descuento rápido a los 54´, siguieron los locales intentando y Richarlison puso el empate a los 75 minutos.

Con los quince minutos restantes los locales siguieron buscando la victoria hasta que la consiguieron. Dominic Calvert Lewin recibió un centro desde la derecha y la puso dentro marcando el 3-2. Fue tanta la algarabía que la hinchada se metió al campo faltando cinco minutos por jugar.

Hubo un poco de descontrol pero se logró en unos minutos después y con toda la alegría retomar lo que quedaba de partido. Cuando el arbitro pitó el final ya todo era seguro y volvieron a entrar para celebrar con los jugadores y con Lampard. Everton se salvó del descenso y este domingo solo queda ver quien será el campeón entre Manchester City y Liverpool y ver quien es el otro que desciende entre Burnley y Leeds United.